Archivo de la etiqueta: valoración

5 actitudes que impactarán en el Mundo:

1) Actitud de gratitud:

– Agradecer todo lo que se nos ha dado. Agradecer el estar vivos, agradecer la salud, el tener trabajo, agradecer tanto las pequeñas como las grandes cosas (ver a un ser querido, leer un buen libro, una caminata al sol). Agradecer a todas las personas que nos rodean y siempre buscar aprender de ellas.

imagen-post-it-gracias

2) Actitud de atención:

-Estar atento a uno mismo. ¿Cómo estoy? ¿Cómo me siento? Y buscar la manera de estar mejor siempre. Pensando en algo que nos haga bien o recordando buenos momentos. Escuchar música que nos guste, leyendo, o simplemente relajar la mente para poder lograr un mejor estado interno.

Luego de estar bien con uno mismo:

-Estar atentos a los demás. En la calle, en el trabajo, en el colectivo… preguntarnos: ¿podría ayudar a alguien en este momento? ¿podría hacer sonreír a alguien en este momento? ¿qué necesita el que está en frente?

AT

3) Actitud de optimismo y esperanza:

– Todo lo que nos pasa, sea esto “bueno” o “malo” para nuestros ojos, tiene un propósito. De todas las situaciones y procesos tenemos que aprender. Aunque sintamos que “se nos cae el mundo”, no debemos perder nunca la esperanza y el pensar que siempre viene algo mejor y que todo va a estar bien. Y si está todo bien, entonces… no olvidarnos de Agradecer!

una-actitud-positiva-es-muy-beneficiosa-enfer-l-vwaak9

4) Actitud de responsabilidad y cambio:

-Si queremos resultados diferentes, no hagamos siempre lo mismo, decía Albert Einstein. Si algo no anda bien, debemos tomar una actitud responsable y con miras a cambiar y a ser mejores personas. Echarle la culpa a los demás y ponernos en el papel de víctimas, es una actitud cómoda y que no genera buenos sentimientos. Si YO soy responsable de todo lo que me pasa y me hago cargo, empiezan a haber resultados diferentes. Si YO cambio, mi alrededor CAMBIA. Ahora si siento que algo está mal pero que YO no tengo nada por cambiar y que todos los demás están mal, menos yo… mmm volver a revistar los puntos 1,2,3 y 4… algo no anda bien!

mano

5) Actitud de valoración:

-Valorarnos a nosotros mismos, que no es lo mismo que creérnosla y tener ego o sentirnos superiores. Valorar lo positivo en nosotros sin dejar de enfocar en lo que tenemos que cambiar para ser mejores. Valorar el poder ver lo negativo para poder luego cambiarlo. Confiar en nosotros mismos y ser fieles a lo que nos dicta nuestro corazón. De los errores, si se quiere, se aprende. Para eso están. Si nos equivocamos, pedir perdón es la salida, abriendo el corazón y tomando conciencia de nuestro potencial y de cuánto bien podemos hacernos y hacer a los demás.

descarga

F.M.

Anuncios

¡Sólo importa cuánto amamos!

descarga

Vivimos en un mundo lleno de estímulos y de distracciones, en las cuales nos perdemos y entregamos al placer y al entretenimiento que nos generan: Fútbol, moda, tv, chimentos, juegos, redes sociales, etc… Vivimos en un mundo rodeados de seres que conocemos superficialmente pero poco en profundidad. Vivimos en un mundo en el que la mayoría de las veces necesitamos que nos pase algo fuerte y conmovedor para poder tocar fondo y hacernos preguntas internas e intensas, como por ejemplo ¿quién soy? ¿por qué me pasa esto a mi? ¿qué es lo que estoy haciendo en este planeta? ¿qué es todo lo que me rodea? ¿para qué estamos vivos?

Muchas veces este tipo de preguntas por ser tildadas de preguntas “existenciales” o “filosóficas”, hacen que no enfoquemos y no nos animemos a indagar en esos terrenos por parecer “locos” o “raros”, entonces nos entregamos a la vida y al sistema que impera en nuestra cultura: del trabajo a casa y de casa al trabajo, los fines de semana salida con amigos, alcohol, música y descontrol, en el caso de nosotros, los jóvenes y de los no tan jóvenes también o esperamos toda la semana el sábado y el domingo para descansar de lo agotados que estamos…

Es así como van pasando los años y la vida, es así como vamos avanzando con propósitos superficiales, acumulando objetos materiales, acumulando mucho disfrute y distracciones… Y nada de todo esto podemos llevárnoslo arriba. Al fin y al cabo lo único que importa es cuánto amamos a los demás, cuánto nos animamos a ayudar a los demás y a ayudarnos a nosotros mismos, cuán felices fuimos y cuánto trabajamos por hacer felices a los demás. No esperemos a ser ancianos y por sentir la cercanía a la muerte empezar a reflexionar éstas cuestiones. Vivamos la vida y todos sus días como si fuesen los últimos. Digamos todos los “te quiero” necesarios, hagamosle saber a todos los que amamos que esto es así, abramos nuestro corazón a las dificultades que vienen a cambiarnos la vida, valoremos todo y a todos, riámonos mas, aprendamos cada minuto que pasa, perdonemos a quien haga falta y entreguémonos a algo superior: dejemos nuestro ego de lado que siempre interfiere para poder abrir nuestra mente y nuestro corazón a ser mejores personas y construir un futuro mejor y lo más importante: contagiemos esas ganas y ese amor al mundo!!!

F.M.

“Dime de qué te quejas y te diré qué cambiar”

Mafalda-cartoon-qhistoria-em-quadrinho-hq-argentina

Muchas veces nos encontramos quejándonos de las actitudes de los demás, de las cosas que creemos que “no deberían hacer”, “que no deberían creer” y hasta “que no deberían pensar”… Nos encontramos quejándonos del país, de su economía, de su política, de su cultura… Nos quejamos de las apariencias, de los malos modales y de todo aquello que no encaja en nuestro sistema de creencias de cómo deberían ser o no las personas y la vida. ¡Qué rápido caemos en la queja! ¿Si nos cobrarán por cada queja que tenemos, nos quejaríamos tanto?

Sigue leyendo “Dime de qué te quejas y te diré qué cambiar”