Archivos Mensuales: octubre 2014

El poder de la conciencia – Dr. Bruce Lipton

Bruce Lipton es un biólogo celular estadounidense, conocido por ser un proponente de que los genes y el ADN pueden modificarse por las creencias de una persona.

Trascendente entrevista en la que Lipton nos explica su teoría y nos hace tomar conciencia sobre el poder de las creencias y de los pensamientos en el ser humano.

Anuncios

El nuevo “HaSer”

image “No llego”, “se me hizo tardísimo”, “no doy más”, “estoy agotado”, “necesito vacaciones”, son ejemplos de algunos de los típicos pensamientos que se nos cruzan en la mente hoy en día. Pero ¿qué es lo que realmente pasa? ¿Los días duran menos? ¿Las horas redujeron su cantidad de minutos? La respuesta es que el tiempo vuela y cada vez sentimos más que no nos alcanza la vida para hacer todo lo que queremos hacer.

Sigue leyendo El nuevo “HaSer”

Maravillosa carta de Albert Einstein a su hija

La Universidad Hebrea hace públicas 1.400 cartas del científico, donadas por la hija de su segunda esposa, entre ellas muchas dirigidas a su familia que ilustran su vida personal y sentimental.

IMG_0711

Ésta es una de ellas a Lieserl Einstein, su hija.

“Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo.

Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta!”.

Tu padre: Albert Einstein

¡Sólo importa cuánto amamos!

descarga

Vivimos en un mundo lleno de estímulos y de distracciones, en las cuales nos perdemos y entregamos al placer y al entretenimiento que nos generan: Fútbol, moda, tv, chimentos, juegos, redes sociales, etc… Vivimos en un mundo rodeados de seres que conocemos superficialmente pero poco en profundidad. Vivimos en un mundo en el que la mayoría de las veces necesitamos que nos pase algo fuerte y conmovedor para poder tocar fondo y hacernos preguntas internas e intensas, como por ejemplo ¿quién soy? ¿por qué me pasa esto a mi? ¿qué es lo que estoy haciendo en este planeta? ¿qué es todo lo que me rodea? ¿para qué estamos vivos?

Muchas veces este tipo de preguntas por ser tildadas de preguntas “existenciales” o “filosóficas”, hacen que no enfoquemos y no nos animemos a indagar en esos terrenos por parecer “locos” o “raros”, entonces nos entregamos a la vida y al sistema que impera en nuestra cultura: del trabajo a casa y de casa al trabajo, los fines de semana salida con amigos, alcohol, música y descontrol, en el caso de nosotros, los jóvenes y de los no tan jóvenes también o esperamos toda la semana el sábado y el domingo para descansar de lo agotados que estamos…

Es así como van pasando los años y la vida, es así como vamos avanzando con propósitos superficiales, acumulando objetos materiales, acumulando mucho disfrute y distracciones… Y nada de todo esto podemos llevárnoslo arriba. Al fin y al cabo lo único que importa es cuánto amamos a los demás, cuánto nos animamos a ayudar a los demás y a ayudarnos a nosotros mismos, cuán felices fuimos y cuánto trabajamos por hacer felices a los demás. No esperemos a ser ancianos y por sentir la cercanía a la muerte empezar a reflexionar éstas cuestiones. Vivamos la vida y todos sus días como si fuesen los últimos. Digamos todos los “te quiero” necesarios, hagamosle saber a todos los que amamos que esto es así, abramos nuestro corazón a las dificultades que vienen a cambiarnos la vida, valoremos todo y a todos, riámonos mas, aprendamos cada minuto que pasa, perdonemos a quien haga falta y entreguémonos a algo superior: dejemos nuestro ego de lado que siempre interfiere para poder abrir nuestra mente y nuestro corazón a ser mejores personas y construir un futuro mejor y lo más importante: contagiemos esas ganas y ese amor al mundo!!!

F.M.

Series recomendadas: Touch

IMG_0681.JPG

Touch es un drama en el que la ciencia y la espiritualidad se encuentran con la esperanzadora premisa de que todos estamos interconectados, atados con lazos invisibles a aquellos cuyas vidas estamos destinados a impactar y alterar. La historia se centra en un ex reportero Martin Bohm (Kiefer Sutherland) y su hijo de 11 años de edad, con trastornos psicológicos, Jake (David Mazouz). La esposa de Martin murió en la World Trade Center en los ataques del 11 de septiembre, y él ha estado luchando para comunicarse con Jake desde entonces, pasando de un trabajo a otro mientras atendía a las necesidades especiales de Jake. Jake nunca ha dicho ni una palabra, pero está fascinado por los números y patrones relativos a los números, pasando gran parte de sus días escribiéndolos en los cuadernos, su tablet con pantalla táctil y, a veces utilizando objetos (por ejemplo, las palomitas de maíz). Martin se da cuenta de que es de hecho, la forma de comunicación de Jake, a través de la utilización de los números. Hay otros casos de Jake que utilizan teléfonos móviles para “ayudar” a comunicarse con su padre u otra persona.

Recomiendo prestar mucha atención a los relatos del principio y del final del capítulo!!!