Nuevo año, nuevo cambio!

1325415291220_f

Propongo comenzar un nuevo año con el corazón lleno de gratitud y de alegría, haya sido el 2014 un año “bueno” o “malo”, “intenso” o “liviano”, según nuestros ojos. Agradezcamos lo aprendido de todos los procesos que nos han tocado vivir (no digo que esto sea fácil pero si nos lo proponemos e indagamos en las profundidades de nuestro Ser nada es imposible…). Conectémonos con “ese algo más”, con eso “especial” que existe en todo lo que nos pasa y que por algo nos pasó. Revisemos qué no hemos aprendido o qué nos falta aprender. Siempre, todo lo que nos sucede nos trae un aprendizaje, trabajemos por encontrarlo y aceptarlo como parte de nuestro crecimiento.

A pesar de que ésto deberíamos hacerlo todos los días, fin de año parece ser un buen momento para proponernos marcar un “punto cero”. Al brindar y con la cuenta regresiva de segundos, solemos sentir que el tiempo se desmaterializa y que el nuevo año que entra es una nueva oportunidad para todo lo que no abordamos en el anterior.

Festejar y recibir el año con alegría está muy bien pero no debemos olvidarnos de que el trabajo interno debe estar presente y como prioridad. Si el festejo se convierte en un festejo de fin de año más, significa que algo no estamos haciendo o que simplemente seguimos ignorando la oportunidad que se nos da para crecer por dentro y para luego poder ayudar en el afuera. Nadie puede dar lo que no tiene. Ayudémonos para ayudar. Cambiemos para cambiar.

Flower coming out of cracked desert earth.

En tiempos en los que muchos eligen vivir las fiestas como un medio de entretenimiento y de placer (por la comida, los regalos, los fuegos artificiales, las salidas, etc.), aquellos que decidamos elegir este momento como una gran posibilidad debemos aprovecharlo y trabajar internamente más que nunca. Tomemos conciencia de que podemos, con nuestro cambio interior, cambiar la realidad que nos rodea. Podemos, si decidimos con certeza interior, cambiar una pequeña parte del mundo, para luego sumar esas partes y generar un todo indivisible.

La fuerza de voluntad se encuentra junto con el Amor que nos hace buscar en nuestro interior. Esa fuerza es aquella que nos guiará y conectará con la Inteligencia de la Naturaleza y del Creador, para que estemos en el mejor lugar y en el mejor momento, aptos para aprender y servir a quien nos necesite.

lista-objetivos

Propongámonos vivir un nuevo año lleno de logros que tengan en cuenta a los demás: a nuestra familia, a nuestros amigos y hasta incluso a los desconocidos, ya que… ¿Vivir un año lleno de logros personales es vivir un buen año? ¿De qué nos sirve seguir poniéndonos metas y objetivos que nos llenen los bolsillos de plata y la cabeza de información pero que no sirven a los demás y no llenan de Amor a nuestro propio corazón y al corazón de los que más amamos? Tomemos nota interior de lo que verdaderamente necesitamos para ser mejores personas y no olvidemos incluirlo en nuestros próximos objetivos a alcanzar.

Busquemos en nuestro interior el mejor año que deseemos vivir y vayamos por él. Trabajemos día tras día por crearlo en nuestra realidad. Trabajemos por soñar lo más alto posible, y si es imposible…mejor, deberemos trabajar más y más para hacerlo posible.

Por un año lleno de trabajo y de prosperidad interior! Por un año lleno de aprendizajes y de evolución! Por un año en el que mantengamos la mayor cantidad de tiempo posible la conexión con lo esencial! Por un año en el que el Amor del Creador sea uno con nuestro Amor y seamos un instrumento de Cambio y de Paz en el mundo!

F.M.

Anuncios