Archivo de la etiqueta: Actitud

El teatro de la Vida

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos…
Por eso, canta, ríe, baila, llora
y vive intensamente cada momento de tu vida…
…antes de que el telón baje
y la obra termine sin aplausos.

¡Hey, hey, sonríe!
más no te escondas detrás de esa sonrisa…
Muestra aquello que eres, sin miedo.
Existen personas que sueñan
con tu sonrisa, así como yo.

¡Vive! ¡Intenta!
La vida no pasa de una tentativa.

¡Ama!
Ama por encima de todo,
ama a todo y a todos.
No cierres los ojos a la suciedad del mundo,
no ignores el hambre!
Olvida la bomba,
pero antes haz algo para combatirla,
aunque no te sientas capaz.

¡Busca!
Busca lo que hay de bueno en todo y todos.
No hagas de los defectos una distancia,
y si, una aproximación.

¡Acepta!
La vida, las personas,
haz de ellas tu razón de vivir.

¡Entiende!
Entiende a las personas que piensan diferente a ti,
no las repruebes.

¡Eh! Mira…
Mira a tu espalda, cuántos amigos…
¿Ya hiciste a alguien feliz hoy?
¿O hiciste sufrir a alguien con tu egoísmo?

¡Eh! No corras…
¿Para que tanta prisa?
Corre apenas dentro tuyo.

¡Sueña!
Pero no perjudiques a nadie y
no transformes tu sueño en fuga.

¡Cree! ¡Espera!
Siempre habrá una salida,
siempre brillará una estrella.

¡Llora! ¡Lucha!
Haz aquello que te gusta,
siente lo que hay dentro de ti.

Oye…
Escucha lo que las otras personas
tienen que decir, es importante.

Sube…
Haz de los obstáculos escalones
para aquello que quieres alcanzar.
Mas no te olvides de aquellos
que no consiguieron subir
en la escalera de la vida.

¡Descubre!
Descubre aquello que es bueno dentro tuyo.
Procura por encima de todo ser gente,
yo también voy a intentar.
¡Hey! Tú…
ahora ve en paz.
Yo preciso decirte que… TE ADORO,
simplemente porque existes.

Charles Chaplin

Anuncios

5 actitudes que impactarán en el Mundo:

1) Actitud de gratitud:

– Agradecer todo lo que se nos ha dado. Agradecer el estar vivos, agradecer la salud, el tener trabajo, agradecer tanto las pequeñas como las grandes cosas (ver a un ser querido, leer un buen libro, una caminata al sol). Agradecer a todas las personas que nos rodean y siempre buscar aprender de ellas.

imagen-post-it-gracias

2) Actitud de atención:

-Estar atento a uno mismo. ¿Cómo estoy? ¿Cómo me siento? Y buscar la manera de estar mejor siempre. Pensando en algo que nos haga bien o recordando buenos momentos. Escuchar música que nos guste, leyendo, o simplemente relajar la mente para poder lograr un mejor estado interno.

Luego de estar bien con uno mismo:

-Estar atentos a los demás. En la calle, en el trabajo, en el colectivo… preguntarnos: ¿podría ayudar a alguien en este momento? ¿podría hacer sonreír a alguien en este momento? ¿qué necesita el que está en frente?

AT

3) Actitud de optimismo y esperanza:

– Todo lo que nos pasa, sea esto “bueno” o “malo” para nuestros ojos, tiene un propósito. De todas las situaciones y procesos tenemos que aprender. Aunque sintamos que “se nos cae el mundo”, no debemos perder nunca la esperanza y el pensar que siempre viene algo mejor y que todo va a estar bien. Y si está todo bien, entonces… no olvidarnos de Agradecer!

una-actitud-positiva-es-muy-beneficiosa-enfer-l-vwaak9

4) Actitud de responsabilidad y cambio:

-Si queremos resultados diferentes, no hagamos siempre lo mismo, decía Albert Einstein. Si algo no anda bien, debemos tomar una actitud responsable y con miras a cambiar y a ser mejores personas. Echarle la culpa a los demás y ponernos en el papel de víctimas, es una actitud cómoda y que no genera buenos sentimientos. Si YO soy responsable de todo lo que me pasa y me hago cargo, empiezan a haber resultados diferentes. Si YO cambio, mi alrededor CAMBIA. Ahora si siento que algo está mal pero que YO no tengo nada por cambiar y que todos los demás están mal, menos yo… mmm volver a revistar los puntos 1,2,3 y 4… algo no anda bien!

mano

5) Actitud de valoración:

-Valorarnos a nosotros mismos, que no es lo mismo que creérnosla y tener ego o sentirnos superiores. Valorar lo positivo en nosotros sin dejar de enfocar en lo que tenemos que cambiar para ser mejores. Valorar el poder ver lo negativo para poder luego cambiarlo. Confiar en nosotros mismos y ser fieles a lo que nos dicta nuestro corazón. De los errores, si se quiere, se aprende. Para eso están. Si nos equivocamos, pedir perdón es la salida, abriendo el corazón y tomando conciencia de nuestro potencial y de cuánto bien podemos hacernos y hacer a los demás.

descarga

F.M.